Seminario

SEMINARIO MAYOR BINACIONAL

“Nuestra Señora de la Paz”

Desde el 17  de marzo del 2015, somos el Seminario Mayor Binacional “Nuestra Señora de la Paz”, donde jóvenes de las Diócesis de Tulcán e Ipiales, que se sienten llamados por el Señor a la vida sacerdotal, se enrumban en esa gran aventura de la formación. Para nuestra región del norte de Ecuador y sur de Colombia ha sido una gran bendición unir esfuerzos para consolidar una propuesta formativa y poder proveer pastores para nuestras iglesias locales. En esta obra contamos con la valiosa presencia de los Padres Eudistas y de sacerdotes de Tulcán e Ipiales. La formación, plasmada según lo que la Iglesia pide, mira a que el joven  seminarista pueda desarrollar una vida plenamente humana y comunitaria; un hombre capaz de hacer una opción libre y apoyada en auténticas motivaciones. La formación discipular y misionera busca de permitir  al joven la adquisición de una real y comprometida espiritualidad, donde el discipulado, la oración, la Lectio Divina, la Eucaristía y la caridad sean el motor que vaya animando la vocación. No se podrá comunicar a nuestros pueblos la vida nueva en Cristo sino estamos injertados a Él y en su Iglesia. Otra dimensión que tiene que ir consolidando ese camino de seguimiento es la formación intelectual, en el campo de las ciencias humanas, filosóficas y teológicas, cuya finalidad es ayudar a que el joven aprenda anunciar la fe en toda su integridad, fiel al Magisterio de la Iglesia, con atención critica, atento al contexto cultural de nuestro tiempo y a las grandes corrientes de pensamiento y conducta que deberá evangelizar (Aparecida 323). Es de anhelar que todo este campo no permanezca en simples nociones sino que ilumine y lo ayude de forma existencial. En este proceso académico estamos implicados sacerdotes y laicos de Tulcán e Ipiales, quienes se han preparado para trabajar en este campo. Otro de estos pilares es la formación pastoral orientada a la misión. Pastores capacitados para servir a la causa de Jesús, al servicio de Dios y del mundo. En una palabra: Pastor como lo quiere Dios. Un hombre en el que el ser y el actuar tienen que estar conjugados armoniosamente. Sacerdotes de una “Iglesia en salida”, según la feliz expresión del Papa Francisco, es decir, que salen a ofrecer a todos la vida de Jesucristo y que no se aferran a construir una iglesia que se acomoda a los avatares del tiempo, o que se encierra en sus propias seguridades, peor aún que solo busca su auto conservación (Cfr. Evangelii Gaudium 49). Que la celebración del año jubilar diocesano, como tiempo favorable para agradecer y adquirir nuevas fuerzas, nos comprometa a todos, pastores y fieles, a apoyar de diferentes formas esta obra con el fin de consolidar cada vez más este nuevo capítulo que se empezó a escribir de la historia de nuestro Seminario Mayor Binacional “Nuestra Señora de la Paz”.

P.DIEGO NEJER