PASTORAL INDÍGENA

MOVIMIENTO

Pastoral Indígena

Los Awá-cuaiquer como grupo social requieren regular las relaciones entre perso­nas y con su medio circundante, mediante un conjunto de normas que conforman su ideología. Para asegurar su observación rigurosa, el espíritu se vale de imáge­nes que simbolizan hechos no manifiestos en forma evidente. Su papel es garan­tizar el cumplimiento de las reglas de juego mediante metáforas, moralejas y otras representaciones que se diluyen en múltiples manifestaciones míticas. Así, el mundo de las creencias, poblado de seres imaginarios con poderes especiales, es el reflejo de la percepción de la realidad exterior y de su propia historia social. De esta manera, todos los miembros de la comunidad se sienten vigilados por seres superiores que premian o castigan las acciones de las personas y en suma conducen a un proceder homogéneo que los hace comportarse como grupo (Cerón 1988: 172).

La Diócesis de Tulcán, también se ha interesado por este conglomerado humano que habita particularmente en la parroquia de Chical y sus comunidades. Sacer­dotes que han trabajado significativamente en estos ambientes han sido Luis Alfonso Wolfisberg, George Crofts y la comunidad de religiosas Lauritas

Pero también tiene todo un desafío visto que muchos hermanos indígenas del Ecuador viven particularmente en Tulcán por motivos de comercio.