PARROQUIA SAN JUAN BAUTISTA DE MALDONADO

PARROQUIA

SAN JUAN BAUTISTA DE MALDONADO

 

La parroquia San Juan Bautista de Maldonado se funda el 16 de noviembre de 1954, llegando el primer párroco Alfredo Trujillo luego de prestar sus servicios como coadjutor en la iglesia san Francisco de Otavalo por mandato de mons. Silvio Haro Alvear obispo de Ibarra, encargándole el pastoreo de la extensa zona del nor occidente carchense, desde Maldonado hasta Tobar Donoso.

Cabe indicar que antes de ser parroquia eclesiástica esta zona era visitada y pertenecía a la Iglesia de San Francisco de Tulcán de la que eran responsables los padres capuchinos, los más destacados en la historia de esta misión son: P. Alfredo de Pasto que en 1942 construyó el actual convento o casa parroquial que es de madera, ya que la anterior casa que era de dos pisos se destruyó por un incendio.,(mientras que la parte en piedra fue hecha por el P. Alfredo Trujillo en 1955).

Otros capuchinos recordados son: P. Eusebio de Pasto y P. Basilio de Julio Andrade.

El 25 de Noviembre de 1961 llega el segundo párroco Carlos Arturo Guevara; en 1964 se posesiona el P. Luis Mejía.

De 1970 a 1981 se hace cargo el P. Vicente Ponce Rubio. Luego de él, P. Luis Alfonso Wolfisberg misionero suizo que junto con la hermana Magdalena Bracer misioneros de Belén a más del trabajo evangelizador se dedicaron a la promoción humana como: enfermería, cursos de bordado, carpintería, etc. Se organiza para ayudar en vivienda, agua potable, puentes, etc., incluso crea una caja de ahorro y crédito CACOA, para que esta zona progrese y se encuentre en los procesos que hoy se encuentra.

En 1987 sale a luz una época de oro para nuestra evangelización de los pueblos indígenas de nuestra provincia, las misioneras Lauritas que sin reserva alguna se lanzan a la selva a vivir en condiciones diferentes a la cultura dominante y se inculturizan con los pueblos awá, teniendo como centro a San Marcos; son las pioneras en la evangelización puerta a puerta en la pastoral indígena, en la educación, salud y buen vivir ya que en esa época la ayuda del gobierno no había llegado a esos rincones.

De 1994 hasta el 2008 colaboró desde Centro América la fraternidad Misionera de María, destacándose en este tiempo un gran misionero que junto a la lauritas y después que ellas salieron de la misión en el 2000  el P. George Croftz continuo con la obra evangelizadora hasta el 2008, es recordado por los indígenas por su caridad humana y pastoral con ellos.

En el 2008 será el párroco de estos pueblos  el P. Miguel Castro y a finales de 2010 prestará sus servicios el P. Alí Denis Calderon Mojica sacerdote profeta que denuncia la opresión del pecado y desde el 14 de diciembre de 2012 colaboran con esta zona el P. Germán Enríquez y el P. Oscar Checa.

Esta zona eminentemente misionera cuenta con 30 comunidades dispersas en las parroquias civiles de Maldonado, Chical y Tobar Donoso.  17 de mestizos, 12 de indígenas y una de afrodecendientes.

Mestizos: Laurel, El Plata, Bellavista, Chilmá Alto, Chimá Bajo, Santa María, Puente Palo, Rio Plata, Maldonado, Piedra Liza, La Chorrera, Untal, Puerramal, Chical, Rio Pablo, Esperanza y Quinshull.

Indígenas: Pailón, Tronquería, Gualpí Alto, Gualpí Medio, La Guaña, Guaré, San Marcos, Ishpi, Gualpi Bajo, Ojala, Tarabita y el Tigre.

Afrodescendientes: Tobar Donoso.

De  estas ocho comunidades que son más grandes: Chilmá Alto, Chilmá Bajo, Puente Palo, Maldonado, Untal, Chical, Esperanza y Quinshull tiene misa dominical y atención a grupos, las otras comunidades mestizas mensual, la de los indígenas bimensual o trimestral dependiendo de las distancias y Tobar Donoso dos veces al año.

Lo fuerte en la pastoral es la catequesis, padres de familia, La Cáritas Parroquial, los jóvenes,  pues con ellos se ha podido crear un centro juvenil en Maldonado. La parroquia esta dentro del proceso de Nueva Evangelización, Como también cuenta con la pastoral de enfermos, monaguillos y lectores.